conocimiento social business

Por qué transformar la gestión del conocimiento con social business

Casi nadie habla ya de gestión del conocimiento. Las búsquedas de esta expresión en Google son menguantes. Estos proyectos estaban de moda en los noventa y en su mayor parte fracasaron. Pero, oh sorpresa, recientemente algunos de nuestros clientes están incluyendo en sus agendas de transformación digital la gestión del conocimiento.

Gestión del conocimiento es una de esas expresiones manidas, aparentemente difícil de conceptualizar. Y a los consultores a menudo les cuesta explicar. Y lo que cuesta explicar es porque no se entiende.

Básicamente, gestión del conocimiento persigue la mejora de la productividad y de la capacidad de innovación a través de unas prácticas que permitan identificar y compartir el conocimiento, así como explicitar el conocimiento tácito relevante.

Ikujiro Nonaka, el padre de la gestión del conocimiento

En la Era Digital, donde la web se ha hecho social, puede ser fácil identificar quién sabe de qué, compartir y explicitar el conocimiento en colaboración.

El conocimiento se empieza a convertir en un commodity gracias a la tecnología. Aplicaciones como Quora, los portales de ideación como Innocentive o los grupos temáticos de Google+ o Linkedin aceleran el acceso al conocimiento y a la identificación de expertos.

Y a nivel interno, ¿cómo podemos acelerar la ejecución de las prácticas de gestión del conocimiento a través de la tecnología?

1. El 80% del conocimiento es tácito. Luego lo importante es conseguir que la gente se encuentre y converse. Que comparta el conocimiento tácito. En el mundo digital, las intranet sociales y redes corporativas, a través de una estrategia de adopción facilitan esta práctica. Las funcionalidades de estas soluciones facilitan precisamente eso, la conexión de cerebros.

2. Los repositorios de conocimiento explícito son importantes, pero no es lo más importante. Algunos estudios demuestran que la gente prefiere preguntar a un experto antes que buscar en un repositorio. Lo importante es que la gente pueda conversar, que podamos identificar a expertos y que podamos compartir también de forma digital. De nuevo, una estrategia social business puede acelerar estas prácticas. Ningún millennial entendería que esto no se hiciera en un entorno social.

3. La explicitación del conocimiento en colaboración para su posterior difusión y almacenamiento es una práctica que se puede acelerar con las funcionalidades de una red social corporativa. Algunas de estas soluciones tienen capacidades añadidas de gestión de contenidos más que suficientes para las necesidades de una organización media. Facilitan la creación, almacenamiento, búsqueda y difusión de contenido. Y también se pueden integrar con los CMS más populares si existen necesidades particulares.

La espiral del conocimiento en el mundo digital

Acelerar la ejecución de las prácticas de gestión del conocimiento nos hace más competitivos: no reinventamos la rueda y más conocimiento genera más innovación. Una estrategia social business puede ayudarnos.

Quedarse fuera puede ser un gran error.

Comparte esta noticia