PoVirginia Torrecilla, Responsable de proyectos y Aprendizaje 2.0 en Ibermática Social Business .

Se está hablando mucho en los últimos tiempos del Social Learning o aprendizaje social y, lo primero que nos viene a la cabeza, es que esto ya estaba inventado.

Todos conocemos los foros y herramientas de colaboración implementadas en el pasado bien en nuestras Intranets corporativas, bien en cursos de formación online a los que hemos asistido.  Si hacemos un ejercicio de reflexión nos damos cuenta de que, en la mayoría de los casos, el despliegue de este tipo de iniciativas simplemente se reducía a la puesta a disposición de la herramienta creyendo que funcionará de una determinada manera, pero no es así. Este es un enfoque puramente tecnológico y, realmente, Social Learning es mucho más que herramientas de colaboración.

Social Learning trata de nuevas estrategias de formación que dan respuesta a las demandas actuales y futuras para crear aprendizaje de valor en las organizaciones. Nos referimos así a un aprendizaje más personalizado, más concreto y  más segmentado que nos permitirá elegir y configurar nuestro propio aprendizaje.

Otro reto para las organizaciones y que requiere de una estrategia propia es el aprendizaje colaborativo. El aprendizaje colaborativo se refiere a aprender  unos de otros, creando un entorno de confianza que permita a las personas construir, compartir y colaborar.

Además, es imprescindible definir nuevos roles que apoyen este modelo de aprendizaje y velen por su funcionamiento. Estos, tendrán competencias diferentes a las tradicionales y deberán liderar y dinamizar los espacios de comunicación y conocimiento del entorno colaborativo de cara a fomentar la participación y colaboración entre sus miembros.

En este contexto, para llevar a cabo una estrategia Social Learning, se debe tener en cuenta que:

  • La tecnología sobre la que debe construirse el aprendizaje social debe ser sencilla y accesible

Estamos habituados a que las tecnologías sociales con las que interactuamos no requieran de ningún conocimiento técnico. Este es el éxito precisamente de las aplicaciones que se utilizan, por ejemplo, en las redes sociales. Cualquier persona tiene que poder crear un contenido y distribuirlo. De la misma forma, la tecnología no debe suponer una barrera a la participación dentro de nuestra comunidad de aprendizaje social.

Además el aprendizaje social no puede tener limitaciones de tiempo y espacios. El entorno debe estar listo para que cuando se produzca la necesidad de formación, todo funcione y, además, debe estar accesible desde dentro de la organización y fuera de esta (desde cualquier tipo de dispositivo).

  • Debe alimentarse con contenido de valor

Crear contenido de valor es una labor muy complicada, pero es fundamental para el buen funcionamiento de todo entorno social. Ser un experto en la materia no implica que se tengan capacidades para la articular el conocimiento y elaborar una comunicación solida de los mensajes. Para apoyar el desarrollo de las competencias es necesario capacitar y dar orientación y soporte. Será necesario crear plantillas, guías de estilo, etc. y establecer mecanismos de apoyo a largo plazo con planes de entrenamiento y retroalimentación constantes.

  • Debe fomentarse su uso positivo

Hay que dar valor a la comunidad . En los entornos sociales se usan términos como miembro o amigo porque crean sentido de pertenencia. Es necesario tenerlo presente para definir estrategias de acceso abierto o cerrado para crear la sensación de grupo más cerrados donde el hecho de ser miembro implica un compromiso de participación y por tanto una meta a conseguir.

  • Debe estar ligado a las necesidades de negocio

No podemos esperar crear un entorno de aprendizaje social y que milagrosamente todo el mundo participe, si no que las personas necesitan tener razones serias para involucrarse. Por ello, hay que focalizarse en temas que realmente apremian, aspectos de negocio que son críticos y transmitir a los usuarios cuál es la razón para formar la comunidad y qué van a obtener de ella.

  • Debe estar alineado con el aprendizaje formal

El  aprendizaje social siempre tiene que estar alineado con el aprendizaje formal. Los entornos de aprendizaje formales (eLearning) siguen siendo excelentes puntos de partida para el aprendizaje, que luego se pueden llevar adelante en situaciones de aprendizaje más informal. Además los entornos colaborativos son el contexto para superar el tiempo entre eventos de capacitación formal.

La estrategia es implicar a los departamentos de formación en este tipo de aprendizaje más desestructurado. Una forma sencilla de hacerlo inicialmente es vincular los cursos formales a un grupo de aprendizaje informal una vez finalizado el curso. Es necesario incorporar el aprendizaje social a las herramientas de diseño instruccional del aprendizaje, por ejemplo, utilizando los recursos formales de capacitación como contenidos de consulta en los grupos de colaboración. De esta manera se consigue una transición natural del aprendizaje formal al aprendizaje informal.

  • Debe fundamentarse en una estrategia a l/p

Desarrollar una estrategia a largo plazo ayudará a construir una cultura de intercambio de conocimiento, ya que esto supone un importante esfuerzo en las actividades de gestión del cambio. El aprendizaje social forma parte de las estrategias más globales de negocio, por lo que debe existir una apuesta para liderar, estimular y recompensar el intercambio de conocimiento e incorporar estas estrategias en programas de gestión del talento y la gestión de la formación.

A continuación, compartimos la presentación utilizada en el seminario online ”Tendencias Social Learning. Creando un aprendizaje de valor” celebrado hoy (29 de octubre de 2013), en el que se han expuesto con detalle los conceptos y estrategias descritas en el presente post y se han mostrado casos sobre como ponerlas en práctica.

[slideshare id=27682066&doc=webinarsociallearningoct2013-131029035818-phpapp02]

Esperamos que tanto el seminario, como el contenido facilitado les haya resultado de interés. Si lo desea, puede contactar con nosotros para ésta u otras cuestiones relacionadas con Social Business y CRM.